por Helena Hernández
.

.
El hacer de este artista y animador checo combina el amor por lo mórbido, lo cárnico y lo objetual en un discurso surrealista. Como animador sus inspiraciones se centran en la pintura. La obra de Archimboldo ha influenciado de tal manera sus animaciones que se evidencia en Dimensiones del dialogo de 1982.
.

.
Este libro nos retrata un Švankmajer desde su médula y lo desmenuza para darnos a conocer a un hombre al que se le negó la presentación de su trabajo durante años por su posición política en contra de los intereses del gobierno de su país. La subversión, el fetichismo y el tactilismo que sus elementos y objetos viven en sus animaciones crean un mundo de collage en el que la libertad y la manipulación se confrontan.
.

.
Švankmajer es un coleccionista de cosas y muchos de sus objetos terminan teniendo papeles centrales en sus animaciones, sin embargo, en su trabajo también combina actores. Un ejemplo de lo anterior son las películas “Alice” que es la interpretación de “Alicia en el país de las maravillas de Lewis Carroll” y la tragedia alemana “Fausto”.
.

.
Según el artista, la imagen movimiento tiende más a la realidad (a la apariencia de la realidad). Cuanto más se sumerge una persona en lo fantástico, mayor necesidad tienen de una forma realista y es este acercamiento lo que se da el mayor carácter subversivo a las películas. El sinfín de utensilios diarios, herramientas y fetiches son animados para crear una experiencia onírica. En las palabras del propio autor: “La animación no consiste en hacer que se muevan las cosas muertas sino en reanimarlas. O mejor, en darles vida. Antes de reanimar un objeto en una película tuya intenta comprenderlo pero no a través de su vida utilitaria sino de su vida interior”.

Así pues leemos en el libro textos del artista de contenido político-artístico, una entrevista que Peter Hames le hace a Švankmajer y más de un centenar de imágenes de su obra y la de su esposa Eva Švankmajerová (quien colaboró en sus animaciones); en conjunto nos acercan a los motivos, impulsos y obsesiones de dicho autor.


Comparte en TwitterCompartir en Twitter Comparte en TwitterCompartir en Facebook

Por Andrea López

@conejoazulorama

 

George R. R. Martin (E.U., 1948) era un guionista y escritor de ciencia ficción y fantasía, y contaba ya con algunas novelas en su haber, algunas de ellas acreedoras a Premios Hugo y Nebula (los premios más importantes para estos dos géneros literarios), cuando en 1991 comenzó a escribir la saga A Song of Fire and Ice. La saga se ubica en un mundo ficticio, conocido como “Los Siete Reinos”, en el cual nos ubicamos años después de la gran revuelta que quitó del poder a la dinastía de los Targaryen. A su vez, las estaciones duran muchos años y justo se avecina un invierno que pinta para ser muy largo, lo cual significa tiempos difíciles y una amenaza que viene desde las tierras del norte. El primer tomo de la colección se publicó en 1996 bajo el nombre de A Game of Thrones. La historia general de la saga gira en torno a las principales casas o familias de los Siete Reinos: los Lannister, tratando de apoderarse del trono a como dé lugar; los Targaryen en el exilio en tierras lejanas y haciendo planes para recuperar el trono; mientras que en el norte, los Stark, deben lidiar con múltiples responsabilidades, entre ellas proteger a los siete reinos de una amenaza mucho más grande y peligrosa que la guerra que se está gestando para ganar el poder.

La serie, que originalmente sería una trilogía, se convirtió en una heptalogía, de la cual ya se han publicado cinco títulos:

  • A Game of Thrones (1996)
  • A Clash of Kings (1999)
  • A Storm of Swords (2000)
  • A Feast for Crows (2005)
  • A Dance with Dragons (2011)

Los últimos dos títulos están escribiéndose todavía y no tienen fecha de publicación.

La saga de Martin cuenta con una cautivante complejidad narrativa lograda a través diversos factores notables y elementos fantásticos. El primer factor se debe a que la historia se enfoca en diversos personajes centrales; en A Song of Fire and Ice no hay solamente un protgagonista (como podría suponerse o anticiparse en el primer libro) sino que la trama se va tejiendo a través de los múltiples personajes que tienen gran importancia en diferentes momentos de la historia, sin importar su edad, sexo, origen o estrato social. Estos detalles en cada uno de ellos son lo que van construyendo parte de la marca narrativa de Martin, mientras que cada uno posee una cualidad única, ya sea como estrategas políticos, guerreros, jefes de familia o en general, como personas. Otro factor importante es la forma en la que Martin va entrelazando la trama, tanto por la parte política como por las historias individuales de los personajes; siempre brindando los detalles necesarios para que el lector se interese en cada una y, a su vez, haciendo el cambio entre ellas en el momento menos indicado (para el lector).

Por todo lo anterior, es que los fanáticos de los libros ansían que Martin termine de escribir lo antes posible los dos libros faltantes. En México, empiezan a venderse las versiones en español de las novelas, editadas por Plaza y Janés. De igual manera, la serie ha sido adaptada a la TV por HBO bajo el nombre de “Game of Thrones”, obteniendo altísimos ratings y excelentes críticas en su primera temporada, además de contar con un elenco de primera. Hoy, 1º de abril, se estrena la 2ª Temporada de las siete que están contempladas a realizarse. Los libros eran ya considerados importantes para la literatura fantástica contemporánea y después de la serie de televisión se han convertido en un best-seller mundial. Tanto la serie como los libros son ya elementos importantes en la cultura popular del siglo XXI, ahora sólo queda esperar el desenlace de la historia, misma que pinta para ser espectacular.

Aquí el trailer de la primera temporada:

 



Comparte en TwitterCompartir en Twitter Comparte en TwitterCompartir en Facebook

Por Andrea López

@conejoazulorama

El mundo después huracán Katrina parece no haber cambiado tanto. Para Estados Unidos, Katrina representó una destrucción considerable en el estado de Luisiana y en particular para Nueva Orleans, que fue la ciudad más afectada después del desastre natural.

 

Desde 2005, han existido múltiples manifestaciones artísticas que han buscado retratar la devastación que trajo consigo el huracán y cómo se ha sobrepuesto la ciudad de Nueva Orleans ante esto (siendo una ciudad con un movimiento cultural tan significativo, no es de sorprenderse) pero quizás ninguna había sido tan universal como el cortometraje The Fantastic Flying Books of Mr. Morris Lessmore, ganador al Oscar por Mejor Cortometraje Animado este año.

 

Morris Lessmore es un apasionado a la lectura, es llevado a otro lugar después de que el huracán arrasa con su ciudad. Esto es sólo el inicio de una historia que habla de la importancia de la literatura en la vida y desarrollo del ser humano, no sólo a través de la lectura sino también de la escritura.

 

Esta misma importancia, se ve reflejada en las diversas referencias intertextuales que se encuentran en la historia. Les dejo aquí el corto. Disfruten.

 


Comparte en TwitterCompartir en Twitter Comparte en TwitterCompartir en Facebook

Por Andrea López

@conejoazulorama

Las nuevas tecnologías han traído múltiples cambios a diferentes industrias, en particular en el aspecto del entretenimiento, tales como la discográfica, la cinematográfica y la editorial. Por otro lado, la modernidad hace que la intertextualidad es hoy en día más evidente; incluso varios autores, recurren a algo que podría denominarse como “Mash-up literario”, esto es la mezcla de uno  o más géneros literarios con el fin de crear una obra.

 

Tomando lo anterior en cuenta, tenemos que prestar especial atención al fenómeno que representa la editorial Quirk Books. Esta editorial es la encargada de publicar algunos de los libros que, en este momento, están adquiriendo gran importancia en la cultura popular contemporánea, además de ser best-sellers: Pride and Prejudice and Zombies y sus secuelas: Dawn of the Dreadfuls y DreadfullyEver After; Sense and Sensibility and Sea-monsters y Android Karenina, entre otros.

 

Independientemente del éxito o la validez o lo buenos o no que estén los libros, es importante reconocer que están convirtiéndose en un elemento clave de la cultura popular, no sólo por su acercamiento a aspectos sobrenaturales, que tanto cautiva a muchos lectores, sino también porque retoma obras clásicas de la literatura universal. Lo que considero que tienen los libros es que serían películas interesantes o lo suficientemente entretenidas y creo que desde su concepción están pensados así. Tanto es así, que Quirk Books ha optado por una publicidad que va muy ad hoc con lo antes mencionado, por ejemplo:


A su vez, Seth Grahame-Smith, el “autor” de la adaptación de Pride and Prejudice and Zombies (sólo de la primera parte), es el autor de otro libro similar: Abraham Lincoln, Vampire Hunter; publicado por Grand Central Publishing y adaptado al cine para estrenarse este año. Sin duda, esta rama de la literatura es para reflexionar un poco, en donde los libros que se hacen tienen la intención de vender la idea de un guión para que alguna productora le ponga atención y decida comprar los derechos. Esto tampoco es algo nuevo, ha habido ya muchos libros que se publican con este plan en mente (se me ocurre The DaVinci Code, por ejemplo).

 

Asimismo, la estrategia publicitaria de Quirk Books les ha funcionado muy bien, la creación de trailers para promover sus libros no sólo refuerza la idea de “cómo sería la película”, sino que también son capaces de hacer que el público/lector/espectador se quede a la expectativa y esperando más. Para muestra, el siguiente tráiler:

 

En lo personal, la premisa del libro me parece sumamente interesante y el trailer sólo me ha provocado una gran expectativa además de provocarme querer leerlo, hasta la fecha no he podido conseguirlo pero continúo la búsqueda. Miss Peregrine’s Home for Peculiar Children se vale de otro tipo de intertextualidad para crear su narrativa. El autor,  Ransom Riggs hace uso de fotografías antiguas y extrañas para crear un archivo fotográfico y parte de ahí para crear la historia, como las que se pueden ver en el trailer y también, algunas fotos son montajes nuevos de otras fotos antiguas. Evidentemente, la película se espera para el 2013, dirigida, obviamente, por Tim Burton.

Por lo pronto, mi misión es buscar la novela y leerla a la brevedad. Espero que el tráiler les diga lo suficiente para que también quieran hacer lo mismo y lo lean antes de que nos alcance la película.

 


Comparte en TwitterCompartir en Twitter Comparte en TwitterCompartir en Facebook

Por Andrea López

@conejoazulorama

Hablar de la importancia de la música en la vida de las personas es un poco redundante pero quizás sí sea necesario establecer la importancia de compartirla en algún momento particular o con alguna persona especial. Antes hacíamos mixtapes, ahora hacemos playlists pero independientemente del cambio de formato, la relevancia, la dedicación y el sentimiento, son los mismos.

 

Justamente, son las playlists las que sirven como eje principal para Nick & Norah’s Infinite Playlist (2006), coescrita por Rachel Cohn y David Levithan (E.U., 1968 y 1972 respectivamente). La  mayoría de la gente debe de conocer la película, protagonizada por Michael Cera y Kat Dennings y estrenada en 2008 pero poco se sabe de que hay un libro antes. El libro tiene como narradores a los dos personajes principales y cada capítulo está enfocado en alguno de los dos. Es así que el libro presenta la perspectiva de un chico y de una chica, resultando empático para el lector.

 

La historia se ubica en Nueva York y cuenta la historia de Nick, quien se encuentra descorazonado después de su ruptura con Tris, su novia, y Norah, quien es compañera de escuela de Tris. A ambos los unen su pasión por la música y sus gustos y una noche de fiesta por los clubes de NY, buscando a su banda favorita y a la mejor amiga de Norah, que está perdida y borracha. Si bien es un libro que no tiene ninguna complejidad ni madurez intelectual, es bastante agradable. La prosa es sencilla, tiene buenas y continuas referencias musicales y está bien escrito (en el sentido de las dos voces narrativas). Otro detalle interesante es que los agradecimientos de los escritores están escritos como si fuera una playlist, justamente, en donde dedican una canción a cada persona. Una historia de amor coqueto entre adolescentes pero bueno, aquí la moraleja es que tanto en este libro como en la vida misma, lo que importa es la música.

 


Comparte en TwitterCompartir en Twitter Comparte en TwitterCompartir en Facebook

Por Andrea López

@conejoazulorama

 

Patti Smith (E.U., 1946) es evidentemente, una de los exponentes más importantes de la cultura estadounidense del siglo XX. Como artista, no sólo ha conquistado la escena musical desde su incursión en la escena punk de los años 70 sino que también es capaz de adentrarse en otras ramas artísticas y apropiarse de ellas. Smith cuenta con múltiples libros de poesía publicados y también, es editora de un libro de la poesía de William Blake, así como de otro libro sobre una de sus exposiciones como artista plástica.

 

Teniendo todo esto, no es de sorprenderse que apenas hace poco la cantante intentara algo nuevo y haya publicado su primer libro en prosa, Just Kids (2010). Este libro es una especie de autobiografía en donde Smith relata el periodo de su vida en donde mantuvo una relación con el fotógrafo Robert Mapplethorpe, el mismo que la fotografió para la icónica portada de su disco Horses (1975).

 

Si bien las letras de Patti Smith están cargadas de una energía muy peculiar, es también importante reconocer la forma tan precisa en la que usa las palabras. Esto mismo lo lleva a cabo maravillosamente en Just Kids, usando un lenguaje simple pero creando de forma magnífica, imágenes cotidianas. A su vez, el libro se encuentra dividido en capítulos, entre los cuales se encuentra “Chelsea Hotel”, relatando el periodo en el que ella y Robert se instalaron a vivir en el mítico hotel de Nueva York. Smith también incluye fotografías y algunos poemas de sus libros anteriores.

 

De su sociedad con Mapplethorpe surgió una inmensa obra fotográfica. La imagen de Patti Smith fue capturada con los años por Robert a través de su lente, se podría decir que fue su fotógrafo oficial y que prácticamente las fotos más representativas de Smith fueron tomadas por él. Es así que si bien fue Patti la persona más significativa en la obra de Mapplethorpe, es muy justo que ella misma quiera rendirle un sincero homenaje con este libro. Así como sirve de homenaje/autobiografía, el libro también es una elegía para el fotógrafo, fallecido en 1989.

 


Comparte en TwitterCompartir en Twitter Comparte en TwitterCompartir en Facebook

Por Andrea López

 

“El fin del mundo se acerca” ha sido una frase común desde hace tiempo y por alguna razón una cantidad considerable de gente tiene sus esperanzas depositadas en que esto signifique el inicio de un ataque zombie. Gracias a obras como Pride and Prejudice and Zombies y The Walking Dead, por mencionar las más recientes, los zombies han retomado un lugar importante en la cultura popular, mismo que no se veía desde que Michael Jackson lanzó el video de Thriller. Un poco antes de que existiera el boom generalizado por los zombies, Max Brooks (E.U., 1972) publicó The Zombie Survival Guide (2003) El libro se presenta tal cual como una guía para sobrevivir a un ataque de zombies, dividido en seis capítulos: “The Undead: Myths and Realities”, “Weapons and Combat Techniques”, “On the Defense”, “On the Run”, “On the Attack” y “Living in an Undead World”.

 

A través de este libro, Brooks presenta al lector diferentes técnicas de supervivencia, de ataque, tipos de armas, cómo construir refugios, así como diferentes explicaciones a distintos los orígenes de los zombies a través de la historia. Por otro lado, el libro cuenta con un dos partes más: una parte en donde se relatan diferentes ataques zombies reportados a lo largo de la historia y otra que es el Apéndice, en donde el lector podrá escribir su diario en caso de presentarse un ataque zombie.

 

El tono en el que está escrito The Zombie Survival Guide es bastante formal, es decir, Brooks intenta ser lo más serio posible a la hora de informar al lector todo esto, al mismo tiempo, en ningún momento afirma que cualquier cosa de lo que escribe aquí sea 100% real, así que ahí es donde entra el juicio del lector a la hora de darle un valor al texto. Si bien existe una posibilidad más que remota de que efectivamente exista un apocalipsis zombie y este libro se convierta en algo sumamente valioso si ya está en los libreros, considero que el verdadero valor de este libro radica en la forma innovadora y diferente en la que Brooks puede presentar al lector, otra forma de hacer ficción.

 

Max Brooks es también autor del libro World War Z: An Oral History of the Zombie War. mismo que se ha adaptado a película que se estrenará este año.

 


Comparte en TwitterCompartir en Twitter Comparte en TwitterCompartir en Facebook

Por Andrea López.

El título remite inevitablemente a la emblemática película protagonizada por Audrey Hepburn. La película fue estrenada en 1961, sólo 3 años después de que fuera editada la novela en la que está inspirada, escrita por Truman Capote (E.U., 1924). Sin duda para los que hayan leído la novela, la película resulta un poco “alternativa” por llamarlo de cierta manera y para los que no la han leído y han visto la película primero, salta mucho que aparezca “Inspirado en la novela de Truman Capote”…

 

Breakfast at Tiffany’s (1958) transcurre en NY en los años 40s. La trama es acerca de un escritor (el narrador de la historia) cuyo nombre no conocemos y quien a su vez, cuenta (a través de recuerdos tanto de él como de otras personas) la historia de su vecina, Holly Golightly, una chica como de unos veinte años y originaria de Texas. Ella no tiene trabajo pero se “gana la vida” socializando con hombres ricos quienes le pagan la vida en la café society neoyorkina, como una especie de dama de compañía. Entre el narrador (a quien Golightly decide llamar “Fred”) y la protagonista surge una amistad y la novela se desarrolla alrededor de esta. Más que la historia lo importante es la forma en que Capote consigue narrar y construir a un personaje como el de Holly Golightly, quien es cautivadora, ingenua, lista y posee un encanto absoluto que es justamente su mayor herramienta cuando se trata de conquistar hombres. Capote menciona que es como una especie de “geisha” más que una prostituta. La historia se desarrolla conforme el narrador se ve cada vez más embelesado con la personalidad de Holly, cuestionando su particular estilo de vida y dándose cuenta de que ella no desea cambiarlo (ella espera casarse con uno de sus pretendientes para así, poder mantener su estilo de vida y arreglar sus problemas).

 

Por otro lado, la película presenta una historia más romántica, en donde Holly y su vecino, el escritor se enamoran, hay cambios en los personajes, el tono es mucho menos “obscuro”. Ojo: Aquí aclaro que me gusta la película, a pesar de los cambios. Es decir, mi primer acercamiento fue a la película y después a la novela. Si bien, los cambios estructurales permiten que tengamos dos productos totalmente diferentes, con ellos es también posible separarlos lo suficiente como para que (al menos para mí) sea imposible decir que uno es mejor que el otro. Son la película y EL personaje de Audrey Hepburn por antonomasia, sumados a la canción “Moon River” (y en general el score de Henry Mancini), mientras que por otro lado, se trata de el personaje favorito de Truman Capote.

Breakfast at Tiffany’s es una novela corta y a pesar de eso, puede resultar bastante intensa. Truman Capote consigue espesar la narrativa de una novela tan breve como resultado de la construcción de sus personajes (en la novela por ejemplo “Fred”, el narrador, es gay), el uso de un lenguaje sofisticado, el cual remite inmediatamente a la personalidad de Holly, y una trama que quizás no tenga mucha complejidad pero que es lo suficientemente elaborada para presentar una de las mejores novelas que Capote escribió.

 


Comparte en TwitterCompartir en Twitter Comparte en TwitterCompartir en Facebook

Por Andrea López

La primera reseña que escribí en esta página fue sobre American Gods, esta vez escribo sobre otra novela de Neil Gaiman, relacionada justo con ésta: Anansi Boys. Esta novela, sigue la misma línea de la anterior, incluso es una especie de spin-off de American Gods pero con una narrativa menos intensa.

 

Anansi Boys cuenta la historia de Charlie o “Fat Charlie”(que es como lo conoce todo el mundo)quien lleva una vida bastante regular junto a su prometida, Rosie en Londres hasta el día en que recibe una llamada: su padre ha muerto. Fat Charlie entonces tiene que regresar a E.U. a arreglar el velorio de su padre. Durante su estancia en E.U. (Florida para ser más exactos) no sólo descubre que su padre, Charles Nancy (quien aparece como personaje secundario en American Gods), era Anansi, la personificación de Anansi, el dios araña en la mitología africana; sino que también descubre que tiene un hermano del cual no tenía idea de su existencia.

 

Durante la historia, Fat Charlie tiene que lidiar con el resentimiento que le tiene a su padre y la aparición de Spider, su hermano. Charlie ha crecido con múltiples complejos y resentimientos y es un hombre muy aprensivo, introvertido, acomplejado y tímido. Incluso, ha intentado librarse del apodo que su padre le impuso cuando era niño y efectivamente era gordo, pero sin importar que ahora no lo sea o lo que intente no logra que la gente deje de llamarlo Fat Charlie. Por otro lado, presencia de Spider en la vida de Charlie sólo llega a remover todo de forma caótica; Spider ha heredado de su padre sus poderes y representa una personalidad completamente opuesta a la de Fat Charlie: es extrovertido, confiado y casualmente siempre consigue todo lo que quiere. Así, Spider y Fat Charlie tendrán que lidiar el uno con el otro, con Rosie, la prometida de Charlie y además, confrontarse a los problemas que su padre les ha heredado.

 

A lo largo de la novela, Gaiman introduce fábulas relacionadas con Anansi y con la mitología africana, mismas que permiten que el lector se familiarice con el contexto de la historia de los Nancy y de las múltiples razones de sus problemas así como de su origen. Si han leído American Gods, les va a gustar mucho y si no, les recomiendo que empiecen a acercarse a Gaiman con esta novela. Humor y narrativa simple, adicionado con un gran giro en la trama que te puede dejar con un grato sabor de boca.

 


Comparte en TwitterCompartir en Twitter Comparte en TwitterCompartir en Facebook

Por Andrea López

Publicada en 1984, Nights at the Circus es la penúltima novela de Angela Carter (Inglaterra, 1940). En ella cuenta la historia de Sophie Fevvers, una artista del trapecio que cuenta con una belleza sin paralelo y alas. A primera instancia puede parecer que se trata de una historia rosa y llena de “magia y romance” pero a pesar de lo que puede parecer la trama, el lector no debe de caer en prejuicios y menos si uno es nuevo en el trabajo de Carter.

La historia comienza en Londres, en donde un reportero de nombre Walser es encomendado a escribir un reportaje sobre Fevvers, la sensación del circo del Coronel Kearney. El trabajo de Walser es descubrir la verdadera identidad de Sophie y también, descubrir si en verdad se trata de una mujer alada o si se trata de un timo pero Walser se enamora perdidamente de ella al cabo de unos momentos, y mientras tanto, ella cuenta su historia.

La novela se divide en tres partes y cada una se desarrolla en un punto de Europa, asimismo, cada parte posee un tono particular , mientras que cada uno se torna más obscuro conforme la historia se desarrolla. Tenemos así que Fevvers nos cuenta, entre otras cosas, cómo (le contaron que) fue su llegada al mundo, su trabajo en el show de mujeres fenómenos de Madame Schreck y sus inicios en el circo. Por otro lado, en las siguientes dos partes no tenemos la narración de Fevvers sino la descripción de los sucesos que se presentan después de la llegada de Walser al circo.

Para los que no conocen el trabajo de Carter, es ella la escritora del cuento en el que se inspiró la película “Un pacto con Lobos”, también escribió The Infernal Desire Machines of Dr. Hoffman publicada en E.U. bajo el ñoñísimo título The War of Dreams, en donde crea una historia inspirada en Albert Hoffman, inventor del LSD. Los temas que Carter utiliza siempre provienen de los lados ocultos de la naturaleza humana. Sus personajes cuentan con diferentes matices, cada personaje puede poseer en diferentes maneras características monstruosas, ya sea física o interiormente, a su vez, su trabajo siempre cuenta con elementos de realismo mágico y una particular carga sexual. En Nights at the Circus podemos encontrar una diversidad de matices en cada uno de los personajes, desde Walser, el aparentemente mediocre reportero, pasando por La princessa de Abissinia, la domadora de tigres y Toussaint, el fiel asistente de Madame Schreck, quien nació sin boca, así como todos los elementos antes mencionados. La prosa de Carter es peculiarmente cuidada y sin duda sus trabajos de narrativa son una forma excelente de enfrentar la realidad desde otra perspectiva.

Nights at the Circus cuenta también con una adaptación a teatro, misma que sólo se ha representado en Inglaterra hasta el día de hoy. Sin duda, la novela más que retratar un estilo de vida glamoroso y lleno de brillo que pueden pintarnos, nos acerca mucho más al concepto del circo de los siglos XIX y principios del XX, a la vida obscura que pueden llevar sus integrantes, a la rareza de los fenómenos que podemos encontrar y a lo que sucede mientras no hay función.

 


Comparte en TwitterCompartir en Twitter Comparte en TwitterCompartir en Facebook

FLYERS: