No existe un elemento más expresivo y complejo que el cuerpo humano. La versatilidad para representar cualquier realidad, historia, interpretación; real o imaginaria. Es un árbol, es una mujer, es un ave, es una máquina, no es nada, etc.

La danza es un elemento artístico invaluable que, sin titubeos, es la impresión máxima de la cultura a través del cuerpo. Es la consumación de los deseos más carnales y de los sentimientos más puros.
Lo que aquí les presento es una maravilla en todos los sentidos. Es un discurso visual de por qué vale la pena apostar por la cultura, por lo que nos emociona y nos hace vibrar.

Daniel Gallenkamp nos muestra con esta joya cinematográfica que la tecnología Phantom apenas está empezando, que las expresiones artísticas están evolucionando de mano de las mejoras tecnológicas y sobre todo, que el cuerpo humano no ha muerto.

Disfruten.

@bolihope

Body of a Dancer from Daniel Gallenkamp N.S.C. on Vimeo.

»

Aún no hay comentarios.

Deja un comentario

FLYERS: