Hasta el 22 de Julio. ¡Últimos días!


Durante las décadas de los sesenta y setenta surgieron en México un conjunto de prácticas artísticas interesadas en investigar fenómenos relacionados con el movimiento y la transformación. De este interés surge la categoría de arte cinético, un término que se desprende del griego Kino que significa movimiento. Lo que se conoce como arte óptico – obras generalmente bidimensionales que exploran un movimiento o transformación potencial – también encaja dentro de esta categoría, que incluye además, piezas que investigan estos fenómenos a través del uso de componentes mecánicos, lumínicos y sonoros. Estos dispositivos tecnológicos sirven como agentes de estimulación sensorial que dan pie a una nueva experiencia de la obra de arte.


Esta exposición busca presentar una selección de la producción cinética realizada en México durante las décadas de los sesenta y setenta. Las piezas que se muestran representan las primeras prácticas artísticas que, de manera sistemática, introdujeron nuevos materiales industriales y dispositivos tecnológicos en sus soluciones con el fin de articular, entre otras cosas, situaciones sensoriales complejas con las que se buscaba redefinir la relación entre la obra de arte y el espectador. Estas innovaciones formales se encontraban acompañadas de ciertas preocupaciones temáticas de la época relacionadas, entre otras cosas, con el contexto cultural global de la posguerra o con el particular momento de desarrollo modernizador que México experimentaba. En su conjunto, la exposición busca dar visibilidad a este grupo de prácticas artísticas que es ampliamente desconocido hoy en día y de esta forma, reconsiderar su relevancia.





Daniel Garza Usabiaga
Curaduría MAM

Horarios:
Martes a domingo: 10:15 a 17:30 horas
Admisión: $25.00 MN
Entrada gratuita: con credencial de profesor, estudiantee INAPAM
Domingo: entrada libre general
Amigos MAM: gratis

Paseo de la Reforma y Gandhi s/n, Bosque de Chapultepec Tel. (55) 5553-6233

»

Aún no hay comentarios.

Deja un comentario

FLYERS: