Roberto Kusterle nació en Gorizia (Italia) en 1948. Desde los años setenta trabaja en el campo de las artes visuales, dedicándose a la pintura y a las instalaciones artísticas. En 1988 se despierta su interés por la fotografía, que se ha convertido en su principal manera de expresarse. Vive y trabaja en su lugar de nacimiento.

 

La fotografía de Roberto Kusterle es un pefomance constante que con la complicidad de sus modelos, nos ofrece una dualidad entre lo dulce y lo amargo, la realidad y el sueño, lo verdadero y lo falso.

 

 

Desde el punto de vista técnico, Kusterle elige una resolución en blanco y negro por su capacidad de fijar a los sujetos en otra dimensión, diferente de la realidad. Además utiliza en sus impresiones fotográficas tonificaciones especiales y baños que dan a la imagen un estilo antiguo y una apariencia metálica.
Luego, con el fin de salirse de un excesivo detalle del realismo, utiliza una técnica personal de reproducción donde da una apariencia plástica y una contemporánea iluminación suave para dar al sujeto una forma carnosa.

 

La pintoresca confrontación del ser humano y el animal como constante variable, fantasía que inspira al observador respecto a la transformación de su propio yo. Sus tres series impresionan por si solas, pero en conjunto resultan apabullantes, demoledoras, aunque eso si, no exentas de cierto sentido del humor que lejos de suavizarlas, las hace aún más trágicas. Kusterle es ante todo un director y en segundo plano, escultor, decorador, vestuarista, maquillista, “mago” y por último fotógrafo.

 

»

Aún no hay comentarios.

Deja un comentario

FLYERS: