Es difícil de imaginar ahora, 17 años después de que DJ Shadow lanzó su álbum debut Endtroducing, pero hubo un tiempo en que se cuestionó el papel de los DJs blancos en el hip hop. En el último episodio de The Hivecast Con Matt Pinfield, Josh Davis – DJ Shadow – se sienta con Matt para hablar acerca de convertirse en una de las figuras que ayudaron a los niños blancos averiguar su parte en la cultura del hip hop. Fue un camino lleno de baches para Davis como la gente luchaba para averiguar quién era este tipo.

“La música Rap se había convertido mainstream, y lo que estabamos haciendo no era hip hop en ese sentido”, Shadow explica acerca de los artistas de trip hop quienes saltaron a la fama a mediados de los años 90, incluidos Portishead y Massive Attack. “A pesar de lo que Jeff Barrow de Portishead, los demás y yo estábamos experimentando con el hip hop y mezclandolo con nuestra propia existencia. Yo no crecí en New York, no crecí en Compton, obviamente y aun así toda mi cosmovisión, toda mi sensibilidad social y política fue absorbida durante mis años de adolecencia por el hip hop. Fue entonces cuando comenzó a aparecer este sonido, sentí que el sonido tenía mi personalidad en él.”

The sound may have had his personality on it, but the press didn’t quite get his image. “The media was trying to figure out what to call it,” he laughs. “I remember early on doing a photoshoot for either NME or Melody Maker, and they had this pre-conceived idea of what I must be like: They wanted me to wear this giant Dr. Seuss hat and be smoking a giant, five-foot long spliff. And I just walked in and said, ‘I’m sorry, I’m not doing that.’ I think people were sort of like, ‘Where are these people coming from, and are they really hip hop?’ That was one of those things I used to really relish in. For years, it seemed like people really wanted to test if I knew my stuff or not.” Check out the rest of the episode to hear exactly how deep Shadow’s knowledge runs.

El sonido puede haber tenido su personalidad en él, pero la prensa no acababa de obtener su imagen. “Los medios de comunicación estaban tratando de averiguar cómo llamarlo”, dice riendo. “Recuerdo que al principio en una sesión de fotos para NME o Melody Maker, y tuvieron esta idea preconcebida de lo que debe ser así: Ellos querían que me pusiera este sombrero gigante como de Dr. Seuss y que fumara un spliff gigante. Y yo sólo entré y dije: ‘Lo siento, no voy a hacer eso. “Creo que para la gente era algo así como:” ¿de dónde vienen estas personas, y son realmente hip hop? ” Esa era una de esas cosas que solía disfrutar, parecía que la gente realmente quería probar si sabía de lo mío o no “.


► Escucha la entrevista completa en DFChannel


»

Aún no hay comentarios.

Deja un comentario

FLYERS: